Asociación PAN DE VIDA CER.

Mayo 04, 2021
Responsabilidad social
img

 

Las familias y comunidades en Colombia han tenido que enfrentarse a través de los años a diferentes problemas sociales y económicos, relacionados principalmente con necesidades insatisfechas en educación y en nutrición, entre otras.

En estos contextos las mujeres cabeza de hogar son una población vulnerable que, en la mayoría de los casos, no ha contado con oportunidades laborales y de reconocimiento social. Estas mujeres, madres de niños y niñas, requieren alternativas de generación de ingresos para su sustento, y además buscar alguien en quien puedan confiar el cuidado de los hijos.

 

La Asociación Pan de Vida CER, es una entidad sin ánimo de lucro que cuenta con 18 años de trayectoria y tiene como objetivo principal impulsar el desarrollo integral y digno de las familias que viven en comunidades vulnerables a través de un modelo de autogestión comunitaria, bajo la inspiración en la fé católica, que busca reconocer en las mujeres cabeza de hogar sus capacidades y que se empoderen para salir adelante y generar cambios positivos en sus entornos. La asociación promueve la creación de Comedores Parroquiales Comunitarios con el fin de contribuir con la seguridad alimentaria de niños, niñas, ancianos, madres gestantes y lactantes en riesgo de mal nutrición, brindándoles asesoría y apoyo financiero para su montaje y operación, procurando su perdurabilidad.

img

Elsa Martínez De Narváez, actualmente Directora ejecutiva y representante legal de Pan de Vida CER, nos contó que ella inició este proyecto como voluntaria en diferentes comunidades de Bogotá, aprendiendo y conociendo de cerca las necesidades de las madres cabeza de hogar, para luego unirse a otras personas que como ella querían dejar huella, sirviendo y trabajando en un esfuerzo que dignifica a personas beneficiarias y voluntarias en la labor y el servicio organizado para responder efectivamente a una necesidad identificada.

 

Esta es una oportunidad de apoyar personas que, a través de su generosidad, amor, vocación y servicio contribuyen a la construcción de comunidad y a las personas atendidas por los comedores comunitarios.

Una parte fundamental del proceso que maneja la organización es brindar capacitación técnica, formación espiritual y personal y apoyo con elementos físicos donados para quienes hacen parte del esfuerzo conjunto, brindando herramientas que les permitan mantener y dar continuidad al trabajo comunitario.

Anualmente la Asociación realiza un evento llamado Feria del Usado, a la que las personas pueden vincularse donando prendas de vestir, zapatos, utensilios para el hogar en buen estado u otros elementos, que luego serán vendidos en las comunidades que apoyan, a precios cómodos y accesibles para estas personas. Los recursos obtenidos de las ventas son reinvertidos en los comedores comunitarios y programas nutricionales. Las donaciones se están recaudando en la Carrera 48 # 93-86 en el barrio la Castellana, de lunes a viernes de 8am a 3pm.